PREGUNTES OPORTUNES – 347 (Castellà)

¡La No Independencia Es… Dependencia!

Catalunya, De “sujeto político” a… ¿qué?,  ¿“objeto” dominado, inanimado…?

 Alguna característica generalmente aceptada de “sujeto político”:conciencia de entidad propia diferenciada, con capacidad de representatividad política y de interlocución, negóciación, con otros poderes, reconocimiento como tal…” Históricamente, Catalunya lo ha sido. Tras un largo paréntesis, la transición, Tarradellas, la definición de “nacionalidad” que recoge la carta magna, el diálogo bilateral con el estado, primer estatuto, segundo estatuto… confirman la condición de “sujeto político” diferenciado de Catalunya en el estado español. Ése era el pacto, el acuerdo. ¿Cuál ha sido la realidad…? 

¿Nos engañaron o nos engañamos?

La constitución fue votada por la sociedad catalana del momento. Las fuerzas políticas catalanas creyeron en las españolas. La realidad muy pronto demostró que el estado español tenía otros proyectos que no eran precisamente de “respeto” a Catalunya y sí, de recentralización. La “LOAPA”, fue un claro primer aviso. El incumplimiento de presupuestos para todas las aplicaciones en Catalunya, de transferencias estatutarias, invasión de competencias… Pujol, Roca, Durán eran considerados “hombres de estado”… por Madrid. ¿Quizá por no ser suficientemente enérgicos y plantarse ante los reiterados incumplimientos? ¿No es sospechoso? PP y PSOE se acostumbraron a incumplir, a dar dos  pasos adelante en la recentralización y uno atrás con concesiones puntuales.

El estado incumplía pero, aquí, predominaba  el “peix al cove”.

 ¿Y la sociedad catalana no lo advertía…? Quizá, como decía John Lennon, “la vida es eso que sucede mientras estamos distraídos en otras cosas”. Hasta que llegó la mayoría absoluta del PP. Segundo estatut, ampliamente aprobado por el Parlament pero contra el que Montilla ya anunció “enmiendas en contra” en el Congreso. Allí, “se cepilló”. Más: el tribunal constitucional anuló lo sustancial de un estatut constitucionalmente elaborado, aprobado, refrendado por la gente y firmado por el rey. La historia reciente es conocida. Una parte de la sociedad catalana ha reaccionado por “dignidad democrática y en defensa del bienestar al que tienen derecho, por una justicia social avanzada, por su libertad e identidad”. ¿Reacción del estado? No a una propuesta política sino policial y judicial. Miedo, amenazas. ¿Los Sindicatos?, ¡ausentes!. No hay estatut alguno. A iniciativa del PP, apoyado por PSOE y C’s se ha aplicado un 155 anticonstitucional y la condición de “sujeto” político de Catalunya pasa a ser ¿qué…?  

¿Situación actual?

Un ayuntamiento tiene hoy más autonomía que la Generalitat. Esta no puede actuar Segú el estatut i la Constitución (Ver ara 11/02). Líderes y políticos en prisión. Otros, en el exilio. Ahora, algunos, nos dicen que el 1-0 fue un simulacro y que la única vía es aceptar la constitución. Más de 2 millones de votantes no lo creyeron así y arriesgaron su físico por dignidad democrática. El 21-D se votó. El estado español no acepta el resultado y quiere que Catalunya vuelva a la “normalidad”. ¿Qué es “normal” para el estado español? ¿La inexistencia de Catalunya como “sujeto político” y quedar reducida a una mera gestora administrativa de los recursos que aprueben las autonomías españolas? ¿La sumisión total de sus habitantes? ¿La desaparición de su historia, cultura, lengua?

Se pide “diálogo Catalunya/España”. “El PP “rechaza el diálogo bilateral”. Instituto Elcano: “Sin Catalunya, el proyecto español fracasaría“. ¿Nos engañaron? ¿Nos engaña-mos? Desde la DIGNIDAD DEMOCRÁTICA ¿qué es hoy Catalunya? ¿Qué debe ser por su historia, potencial, por lo que merecen sus habitantes…? ¿Qué haremos…?

PER LA DIGNITAT – GRUP D’OPINIÓ 

http://perladignitat.blog.cat/    /    dignitat@hotmail.com

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *